Loading...

OFTALMOPEDIATRÍA

Por medio de la visión el niño comienza a reconocer el medio que lo rodea. Al nacer, la visión es inmadura y se desarrolla lentamente a través de la estimulación y el tiempo. Por esta razón la agudeza visual es prácticamente nula y alcanza su máximo nivel a los 5 años de edad. Cualquier anomalía no diagnosticada precozmente puede detener el desarrollo de la visión y causar daños irreversibles como la ceguera o la ambliopía.

La ambliopía es la pérdida de visión de un ojo debido a la falta de uso, por defectos refractivos o por desviación de uno de los ojos. No produce muchos síntomas y solo se detecta en los chequeos rutinarios.

 

SIGNOS DE ALERTA EN LOS NIÑOS

  • Se acercan demasiado al libro cuando leen o al ver televisión.
  • Presentan con frecuencia enrojecimiento de los ojos y/o dolor de cabeza.
  • Presentan desviación de los ojos.
  • Entornan los ojos cuando observan objetos lejanos.
  • Presentan pupila de color blanco o grisáceo (leucocoria)
  • Presentan diferencias de visión al tapar un ojo u otro.
  • Mecen la cabeza cuando van a fijar un objeto.

¿CUÁNDO IR A CONTROL CON EL OFTALMÓLOGO?

  • Durante el primer mes de vida: descartar enfermedades oculares graves (glaucoma) y malformaciones congénitas (catarata).
  • A los 7 meses de nacido: para efectuar diagnóstico precoz de retinoblastoma, que es el tumor intraocul
    ar maligno más común en la infancia.
  • A los 4 años: y a partir de esta edad cada dos años para evaluar agudeza visual y detectar trastornos refractivos.

LA EVALUACIÓN VISUAL DEL NIÑO SERÁ MÁS EFECTIVA SI…

  • Lo ha alimentado previamente. Un niño sin hambre colabora mejor.
  • El niño ha dormido antes del examen.
  • No combina la atención por el oftalmólogo con otras como odontología, vacunación, etc.

MUCHA ATENCIÓN SI EL NIÑO TIENE

  • Padre, madre o hermanos con ceguera o estra
  • bismo (desviación de los ojos)
  • Padre, madre o hermanos que usan gafas o lentes de contacto permanentes.
  • Madre que durante el embarazo presentó infecciones como rubéola, varicela, toxoplasmosis, sarampión, enfermedades venéreas.
  • Signos externos de defecto congénito en cara, pies o manos.

RECOMENDACIONES PARA UNA MEJOR SALUD VISUAL

  • La visita del niño al oftalmólogo es tan importante como vacunarlo.
  • Estimule visualmente al niño menor de 6 meses presentándole objetos de color llamativo y moviéndolos en diferentes direcciones.

La alimentación del niño debe incluir suministro de alimentos ricos en vitamina A: leche materna y leche entera, hortalizas amarillas, hígado, pescado, pescado y yema de huevo.

  • Todo alimento que el niño consuma debe ser cocido muy bien antes de consumirlo, principalmente las carnes.
  • No permita que el niño manipule pólvora, por inofensiva que parezca.
  • Evite que el niño juegue con palos, ramas, tijeras, lápices, agujas, dardos, etc., ya que son peligrosos para la visión.
  • Evite la exposición ocular directa al sol. Evite la observación de eclipses.
  • El niño debe mantener sus manos limpias para evitar infecciones.
  • Favorezca con buena iluminación su sitio de estudio.
  • Evite aplicarle al niño medicamentos no formulados por el médico o remedios caseros.
  • Si al niño le formulan gafas, debe usarlas permanentemente y acudir a control con su oftalmólogo una vez al año o según lo indique el oftalmólogo.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*